Críticas | Publicado el 30 de noviembre de 2021 a las 20:38 hs.

Delia (de Sebastián Suñé). La risa para pensar las preguntas de la eterna contemporaneidad

No te pierdas Delia, quedan 2 funciones y son desopilantes y con el placer del buen actuar. Los Jueves a las 21.00 hs en NÜN Teatro Bar.

Por Denise Pascuzzo

Mover las cosas de lugar. Las voces, los espacios, el tiempo. Esas voces que vienen de otro lado y de adentro a la vez. Correr de lugar esas palabras que golpean y resuenan como ecos. El trabajo con el sonido y la escenografía en Delia funciona en esa dirección.

Los propios actores y actrices (o los propios sujetxs) hacen movimientos, generan transformaciones. Interpretan personajes distintos porque en Delia nada está quieto, nada está inmóvil. Ellxs mismxs van cambiando el mobiliario de la escenografía de cada escena. Muebles que también se transforman, nunca son lo mismo, el mismo objeto. Mover y desmontar las formas, lo preestablecido y las voces. Desestructurar y estructurar el espacio, la escenografía. La soledad, la familia o la posibilidad de ella, la amistad, el amor, la vida y la muerte, las terapias, el psicoanálisis, tener un hijx o no querer tenerlo, son temas que la obra aborda en medio de una trama que echa mano de la comedia. Hacer reír, reír hasta que duela la panza, reconectar con la risa luego de momentos tan difíciles. Eso lo logra la magia del teatro, se logra ahí, en el Nün Teatro Bar, los jueves a las 21, cuando irrumpe el silencio y se encienden las luces en el escenario.

Junto con las actuaciones, todo se conjuga de un modo armónico: el texto de la dramaturgia, el trabajo sobre los espacios y los actores y actrices transformándose. De eso se trata: de trastocar, de conmover, con la risa y con el cuerpo. Y en Delia todos los elementos que conforman la escena están armónicamente dispuestos.

En la dramaturgia existe un trabajo con el nombre, sobre cómo querer ser nombrado, sobre cómo el otrx decide nombrar a su amigo o a su familiar, las transformaciones se producen también a nivel de los nombres, de las identidades elegidas o no elegidas (muchas veces impuestas), y allí se trama una disputa también en el plano del lenguaje.

El trabajo de los actores y actrices requiere de una gran versatilidad y destreza: cambios de ropa y de gestualidades, de voces y de universos de los que provienen esos personajes que encarnan. Existe una dupla cómica entre Karina Hernández y Luciana Lifschitz que es un festejo del teatro y de la comedia. Gran trabajo de Andrés Passeri junto a Leticia Siciliani y Julián Infantino. El logrado personaje de Leticia Siciliani, siempre Delia, persiste en alcanzar una transformación: es un personaje que reúne su ser retraído con la rebeldía frente a lo impuesto y una necesaria picardía para esa búsqueda que persigue.

La mirada de Delia hacia un horizonte incierto en medio de la escena, escuchando voces múltiples, representa esa mirada hacia un futuro que está por escribirse, y la búsqueda de la propia voz que pide surgir.

 

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Dramaturgia: Sebastián Suñé

Actúan: Karina Hernandez, Julian Infantino, Luciana Lifschitz, Andrés Passeri, Leticia Siciliani

Escenografía: Manuel Escudero

Maquillaje: Coca Ahumada

Diseño de vestuario: La Polilla Vestuarios

Diseño de luces: Gustavo Lista

Música: Mauro Toro

Fotografía: Sol Schiller

Diseño gráfico: Martita Dg

Asistencia de dirección: Luciana Becerra

Producción: Nün Producciones, Ferné Contenidos

Dirección: Sebastián Suñé

Duración: 80 minutos
Clasificaciones: Comedia, Teatro, Adultos

 

NÜN TEATRO BAR
Juan Ramirez de Velasco 419 (mapa)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 4854-2107
Web: http://www.nunteatrobar.com.ar
Entrada: $ 800,00 - Jueves - 21:00 hs - Hasta el 09/12/2021

Entradas por Alternativa Teatral

Nota extraída de www.puestaenescena.com.ar | todos los derechos reservados