Críticas | Publicado el 23 de septiembre de 2021 a las 23:56 hs.

"La casa oscura Un Show Documental sobre la Salud Mental-" O El Soma Pop

La obra escrita y actuada por Maruja Bustamante y Mariela Asensio dirigida por Paula Luttini, pivotea entre el biodrama y el asedio a aquello que nuestras subjetividades padecen, siempre con un humor desopilante y haciendo gala de recursos que funcionan como un soplo de aire puro.

Por Teresa Gatto

“No tengo nadie que yo quiera escuchar

Ni pasiones para abrigarme

No tengo máscara,

No tengo disfraz

Ni señales para guiarme

Al menos hoy

Al menos hoy…”

Charly García. Yo necesito tu amor

 

En un espacio escénico multipropósito, diseñado por Giuliano Benedetti, con tarimas todo terreno separadas o unidas, Maruja Bustamante y Mariela Asensio hacen su aparición luego de ser presentadas en una excelente producción de video de Melisa Fabbretti.

Tan diversas entre sí, tan poderosas retroalimentando este bio drama sobre sus propios sufrimientos psíquicos.

Disculpe esta infidencia ¿Usted nunca tuvo TOC, Hipocondría, ataques de ansiedad, de pánico, mal manejo de la ira? Entonces, usted no vive aquí. O es un extranjero en su propio país.

Mariela además de un trastorno TOC, es fóbica muchas cosas, Maruja que tiene problemas de salud nos muestra en un show off de video todo lo que toma diariamente. Se compunge por haber abaldonado elencos por sus ataques de pánico. Ambas son lo que uno espera ver para revisar con un humor espectacular su propia experiencia con psicólogos y psiquiatras.

La dirección de Paola Luttino es fantástica toda vez que además de la sincro en las que las coloca está dirigiendo a directoras y aquí sólo vemos actrices que documentan sus sinsabores. Pero siempre con una cuota de ternura y humor que hace de la obra una fiesta.

Una fiesta de decires, de  guión (de lo que ellas saben mucho) y de cultura Pop. La somatización en clave de Pop Art, es el hallazgo para que la música original de Valentino Alonso, sumado a los temas que las actrices bailan con excelentes coreografías de Matías Napp, que convierte el pesar en fiesta.

Por otro lado, hay tal sinceramiento en esa bio ficción que los que las conocemos desde hace mucho tiempo no podemos menos que asombrarnos por lo prolífico de sus trabajos y la denudez que ostentan en escena.

No es necesario aquí detallar el CV de ambas actrices, directoras y dramaturgas, y entonces intuimos que el arte fue como la tapa de la olla a presión, ese mecanismo que como el inconsciente en el orden onírico, nos permite que la cabeza no estalle y  hace transcurrir el tiempo en otra parte. Me refiero al tiempo subjetivo. A ese tiempo que en soledad o acompañado pero en lo cotidiano no deja de hacer aparecer fantasmas, sentimientos de culpa, obsesiones, y aún dolores que son sólo psicosomáticos. Estamos sanos pero hasta que no lo diga un galeno no nos la podemos creer y el soma es tan ladino que una vez descartado el estado de salud del órgano de la discordia, migra a otra parte, entonces la precordialgia se convierte en colón irritable o la contractura en gastritis aguda y así hasta el infinito.

Pero en La Casa Oscura hay lugar para bailarle un Trap al soma y hacer que el espectador, como no ocurre en el Off se ría a carcajadas y aplauda en medio de la puesta como si hubiera salido a escena Mastroianni (QEPD)

Si usted nota un cambio de estilo en esta nota quiero advertirle que soy la misma crítica de siempre, pero con dos estados a cuestas: la catarsis de mis años de trastorno obsesivo compulsivo con la llave del gas, las guardias nocturnas que conocí allá por los 80’, y  la alegría de saber que puede hacer humor con eso, no es un escenario como estás tremendas creadoras.

Pare de Sufrir, no vaya a los templos, acepte si le está indicado: el clona, la paroxetina o el hipnótico pero no deje de ver La Casa Oscura porque en clave de humor, ellas le van a destrabar esa parte suya que niega su padecer y se reirá hasta que le duela el rostro.

Y como propone la gacetilla de la obra:

Dos mentes. Dos frentes. Dos caminos. Una medicación.

 

 

Ficha Artístico/Técnica

Dramaturgia: Mariela Asensio y Maruja Bustamante

Actúan: Mariela Asensio y Maruja Bustamante

Dirección: Paola Luttini

Producción ejecutiva: Antonella Schiavoni y Sabrina Rado

Asistente de dirección: Melina Cruz

Diseño audiovisual y gráfico: Melisa Fabbretti

Música original: Valentino Alonso

Música y letra Toc Toc: Andrés Asensio

Comunicación y Prensa: Mutuverría PR

Luces: Matías Sendon

Escenografía: Giuliano Benedetti

Diseño de Vestuario: Daniel Herrera

Coreografía TKN: Matías Napp

Coreografía Video phone: Bianca Loponte

 

Duración: 65 minutos

Funciones:

El Galpón de Guevara

Guevara 326 CABA

Tel: 3908 9888

WEB:www.elgalponeguevara.com

Web: http://www.galpondeguevara.com

Entrada: $ 700,00 - Viernes - 21:00 hs - Hasta el 29/10/2021
Entrada: $ 700,00 - Lunes - 20:00 hs - Del 01/11/2021 al 08/11/2021
Entrada: $ 700,00 - Viernes - 20:00 hs - Del 19/11/2021 al 26/11/2021 y Del 03/12/2021 al 17/12/2021e021nos Aires - Argentina

Duración: 65 minutos
Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

Nota extraída de www.puestaenescena.com.ar | todos los derechos reservados