Buscar

teatro » nota

| Publicado el 25 de abril de 2016 a las 18:24 hs.

En la cruz del abandono

Volver sobre Gorostiza, como sucede con cualquier otro autor de su trayectoria y trascendencia, es siempre un riesgo, bien sorteado en este caso por la dirección de Natacha Delgado. Una obra que transcurre en y sobre el ocaso.

Por Mariu Serrano

 

“Ya no sueño que retornarás
al fracaso de mi vida
ni tampoco que en tu palpitar
tendré un afán para andar.
Sólo quiero que si estás también
en la cruz del abandono
sepas olvidarme en su perdón…
Total, mirá lo que soy.”
“Abandono”,  Homero Manzi

Esta pieza, que data de 1994, presenta una escenografía (a cargo de Héctor Calmet) impregnada de un aire otoñal: los personajes se marchitan, quedan con las manos vacías pero estáticos en sus respectivos puestos. Cuatro hermanos en un patio cercado por paredes desvencijadas, aberradas a lo Fritz Lang, perturbando el ojo y generando una clara sensación de que algo está a punto de romperse.

Las frías campanadas de la iglesia inundan el espacio de azul y detienen un instante a sus habitantes: el tiempo sigue su curso acelerado y siempre les encuentra en falta. Un hermano postrado (Miguel Ángel Villar), otra, madre frustrada(Rosana López), el siguiente un hermético estudioso (Gustavo Reverdito) y la última, un cuerpo joven que desentona con el carácter jubilado del conjunto (Ana Estefanía Pasulevicius). Hay un quinto que logró exiliarse al primer mundo, esperado o rechazado según el grado de envidia, que acentúa el estancamiento de quienes quedaron.

Refugiados en el patio de atrás, entre diversos entretenimientos (revistas de moda, un tejido interminable, un presuntuoso invento, la radio, la timba), la fraternidad se va quebrando, formando bandos según género o generación. Se cuela la música techno de los del videoclub de adelante, a quienes toleran por conveniencia, pues de otro modo tendrían que salir a trabajar. “Alguien elije la muerte a la falta de libertad”; con un poderoso símbolo, el maestro Gorostiza sintetiza el espíritu de su especial costumbrismo. Suena el timbre, pero seguro es el de al lado.

 

Ficha Artístico/Técnica

Autoría: Carlos Gorostiza
Actúan: Rosana López, Ana Estefanía Pasulevicius, Gustavo Reverdito, Miguel Ángel Villar

Vestuario: Virginia De Los Santos
Diseño de luces y escenografía: Héctor Calmet
Diseño De Sonido: Marco Bailo
Realización de escenografía: Lorena Bufidis, Virginia De Los Santos, Edgar Ocampo Orozco
Operación de luces: Fernando Díaz, Germán Giacalone
Diseño gráfico: Lorena Bufidis
Asistencia de escenario: Martín Portilla
Asistencia de dirección: Roberto González Segura
Dirección: Natacha Delgado

ANDAMIO ‘90

Paraná 660, CABA
Teléfono: 4373-5670
www.andamio90.org
Entradas desde $100. Domingos 20 hs. Hasta el 26/06/2016

Publicidad