Buscar

teatro » nota

| Publicado el 30 de marzo de 2014 a las 18:08 hs.

Editorial: ¿Jaque a Puesta en Escena? No, Puesta en escena da Jaque Mate.

Reflexiones a partir del ataque informático al sitio web de Puesta en Escena. Si las artes generan una masa crítica que conlleva un estado de la cuestión, no menos importantes son las publicaciones y su puesta en jaque por la competencia desleal.

En la última semana, nuestros sistemas de seguridad informática han detectado ataques a nuestra página web. En varias oportunidades han intentado inyectar código malicioso en nuestro software. En dos de ellas han logrado causar daños menores. Hemos podido determinar que no se trata de un ataque general a los servidores que alojan nuestra página sino que se ha pretendido dañar exclusivamente a Puesta en Escena.

Somos una revista joven que en apenas tres años de existencia se ha ubicado como referente ineludible en la crítica de las artes escénicas. Nuestras críticas son respetadas por directores y artistas por la seriedad y profesionalismo de sus enunciados y se replican en portales del país y del exterior. Nos invitan a participar de jurados, a dar seminarios y charlas, a ir a programas de radio, a presenciar ensayos y a un sinnúmero de actividades.

Todo lo hacemos en forma totalmente independiente, desde lo financiero hasta lo político y en especial, desde lo intelectual. No dependemos de ningún grupo económico o mediático, ni de ninguna organización pública o privada ni de persona alguna. Como decimos en el barrio, nos bancamos solitos.

Sabemos que el crecimiento alegra a las personas que nos estiman pero molesta a otros, tal vez por envidia, falsa competencia o simplemente maldad. No es casualidad que los ataques se presenten cuando vamos camino a superar las 100.000 visitas mensuales. Cifra de por sí muy alta pero más si pensamos que nuestros universo de lectores se limita a personas interesadas en las artes escénicas y que no tenemos cartelera, ni venta de localidades, ni nos interesa la farándula.

Por ello, decimos:

A nuestros atacantes:

Les estamos muy agradecidos por elegirnos como centro de sus ataques. La envergadura y la calaña de los enemigos son de gran ayuda para legitimar el camino elegido. Gracias a ustedes hemos refrendado que vamos por el buen camino. También agradecemos los intentos de infección que han servido para  desarrollar nuestras defensas y hacernos aún más fuertes. A todos les decimos gracias y ¡sigan participando!

A nuestros colegas:

Consideramos que a través de la crítica se completan y legitiman, aunque no sea su objetivo principal, las diversas manifestaciones artísticas, favoreciendo la difusión y el crecimiento de la actividad y promoviendo, a partir de la enunciación de criterios estéticos, ideológicos y de distinta índole, el análisis de los espectáculos. En ese sentido no competimos con nadie y todos los bienintencionados son bienvenidos a compartir el camino. Somos genuinos. Decimos lo que pensamos con total libertad. Cuando nos plagian o nos copian también nos ayudan a confiar en que el camino elegido es el correcto.  Del mismo modo, cuando otras publicaciones se nutren de nuestras críticas directa o indirectamente, nos demuestran que completamos su existencia comercial.

A los Actores y Directores:

Conocemos de las dificultades de los artistas para concretar sus proyectos. Formamos parte de un sistema en el que los valores del mercado marcan más tendencias que talento. Sabemos también que los hacedores no siempre son los que eligen la pauta publicitaria, sino que intervienen en esa decisión muchos otros actores sociales que rodean al hecho artístico.

Acompañamos y colaboramos desde el minuto cero en todas aquellas manifestaciones estéticas que nos competen, difundiendo gratuitamente hasta hace un tiempo, todo lo que llegó a nuestras manos: Cursos, Puestas, Seminarios, Talleres, Cine, Música y por supuesto a todas las obras, incluso a las que destinan importantes sumas de dinero para producción y prensa.

Todos los artistas quieren trabajar y obtener una justa retribución. El equipo de Puesta en Escena, también. A la hora de decidir pautas publicitarias es loable pensar en aquellos que dedican parte de su vida a considerar sus trabajos. Si piensan que nuestro medio ha colaborado y enriquecido con su mirada los artefactos estéticos de los que forman parte, les pedimos que nos devuelvan el apoyo. Y cuando decimos apoyo, no hablamos solamente de pautas de publicidad sino también de la difusión de nuestro medio. El ida y vuelta es imprescindible para que todos podamos crecer.

A todos los que leen este editorial:

Ningún ataque o amenaza a Puesta en Escena o a sus integrantes en forma personal, ninguna intriga generada a partir de intereses espurios nos apartará del camino. Puesta en Escena no para de crecer. Lo seguirá haciendo porque tenemos con qué. Y con la ayuda de nuestros estimados lectores, no nos apartaremos del camino de la honestidad intelectual, el rigor crítico y el crecimiento sostenido desde nuestra fecha fundacional, 11 de setiembre de 2010.
 

  

Publicidad
Publicidad