Buscar

teatro » nota

| Publicado el 25 de agosto de 2013 a las 02:38 hs.

Tus deseos en Fragmentos

Con texto de Ramón Griffero, Marcelo Velázquez logra armar los des-trozos aparentemente imposibles de volver a amalgamar pero que redundan en una puesta de gran nivel de experimentación y actuación.

Por Teresa Gatto

"La lengua compensa su desterritorialización
con una reterritorialización en el sentido"

Deleuze y Guattari

Una puesta ambiciosa es la que lleva adelante Marcelo Velázquez, de sólida trayectoria teatral. El subtítulo de Tus deseos en Fragmentos es Irrupciones Conceptuales. Poéticas de textos para una Poética del Espacio. Y eso es exactamente lo que monta Velázquez con el texto de Griffero que además cuenta con un elenco bi nacional de actores chilenos y argentinos.

Revisemos los personajes o protopersonajes, por esa calidad de armarse como en una performance literaria. Son El, Ella y Aquel, Tú.

Los segmentos del texto están divididos en un Museo Interno y en salas. El texto espectacular los posiciona en diversos espacios en un mismo escenario que refleja no sólo esas irrupciones poéticas sino una aparente desconexión que como la enumeración caótica borgeana está plena de sentido.

Recordemos que Ramón Griffero se ha ocupado de modo intensivo de reflejar lo que para él es una dramaturgia del espacio, indagando el cómo del lenguaje escénico y su correlato en el proceso de construcción del mismo.

Por ello, el desafío de la dirección es mayor toda vez que el texto de Griffero trastorna la noción centro /periferia y resulta en la puesta de un dinamismo intenso que también trastoca esa noción en el espectador.

Griffero asedia y mortifica la noción de céntrico/excéntrico porque es una cuestión política. Ya lo expresaron  Deleuze y Guattari en “Kafka, por una literatura menor”  y esa literatura menor no es la de un idioma menor sino la literatura que una minoría hace dentro de una lengua mayor. ¿Difícil? No, muy lúcido. Trastornar las nociones de centro y periferia tanto textuales como espaciales, resulta un ejercicio de sanidad mental. Sí, de sanidad mental y en este caso artística porque no somos el centro de nada, ni siquiera los aparentes centros lo son.

Estas cuestiones presentes en el texto de Griffero, de manera metafórica, encuentran su ubicación, desubicación, ambiguación en la puesta que Marité Molina, Constanza Raffaeta, Manuel Reyes Montes, César Riveros y Leandro Rosenbaum, llevan adelante en el teatro DelBorde, los viernes a las 21.hs. y en las que el diseño espacial y luminico también trastoca esas nociones porque ambos, Griffero y Velázquez descolonizan al teatro de esas posturas que siguen siendo hegemónicas y que aún siendo excelsas no se la juegan en la experimentación. Y el respiro de espectadores, investigadores y hacedores, llega sólo cuando el artefacto estético es sometido a estas experimentaciones que pueden desestabilizar al comienzo pero que justamente por ello se agradecen. El teatro debe ser experimentación, juego en el más amplio sentido de la palabra y por sobre todo, rigurosidad a la hora de que se abra el telón real o figurado. Todos necesitamos esa bocanada de aire nuevo y le agradecemos a los que finalmente se la juegan.

  

Ficha Artística/Técnica:

Autoría: Ramon Griffero
Actúan: Marité Molina, Constanza Raffaeta, Manuel Reyes Montes, César Riveros, Leandro Rosenbaum
Vestuario: Lara Sol Gaudini
Escenografía: Gabriela Quintana
Iluminación: Miguel Solowej
Maquillaje: Maria Julia Prut
Diseño de arte: Gabriela Quintana
Audiovisuales: Juan Solmonese
Música original: Javier Barría
Fotografía: Juan Solmonese
Diseño gráfico: Manuel Reyes Montes
Asistencia de escenografía: Carina Gavalda
Asistencia de dirección: Christian Di Desidero
Dirección: Marcelo Velázquez

Funciones: Viernes a las 21:00
Duración: 75'
Entrada: $ 70,-/$ 50,-

DelBorde Espacio Teatral
Chile 630 (mapa)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Tel.: 4300-6201

 



Más info:
http://www.delborde.com.ar
http://www.tusdeseosenfragmentos.blogspot.com.ar
 

Publicidad
Publicidad