Buscar

música » nota

| Publicado el 17 de agosto de 2011 a las 05:25 hs.

Leopoldo Federico "Naranjo en Flor" en Tango Pilar Golf

El maestro estuvo acompañado por su orquesta de excepción y como el tango siempre tiene yapa, Susana Rinaldi ofició de presentadora/cantante y Carlos Gari cantó para la gloria.

Por Teresa Gatto

¡A ver, mujer! Repite tu canción
con esa voz gangosa de metal,
que tiene olor a ron
tu bata de percal
y tiene gusto a miel
tu corazón...

 Castillo/Troilo

La cita: Tango en Pilar Golf, el show del sábado próximo pasado fue  “Naranjo en Flor”  y una sola palabra lo describe: antológico.

Ver, escuchar, disfrutar al Maestro Leopoldo Federico y su orquesta arrancando a pura potencia con “Gallo Ciego” (A. Bardi) llenó el auditorio de adrenalina y emociones varias. Sin tregua una gran versión de “Adiós Nonino” (A. Piazzolla) se sumó al espectáculo para dejarle el campo propicio a la magnífica voz de Carlos Gari interpretando “Por la vuelta” (Tinelli-Cadicamo) y “El último café” (Stamponi-Castillo).

Pero esto no era todo y como salida de esos sueños que uno espera se reiteren llegó ella, la magistral voz, la cantante que interpreta cada acorde y Susana Rinaldi subió al escenario, felicitó a Gari por su notable interpretación y en un pase mágico se convirtió en locutora para presentar a una orquesta de honores:

“esta noche tenemos una ventaja y es que la orquesta mayor del tango del maestro Leopoldo Federico nos brinda la posibilidad de tener una mujer en la orquesta, ustedes saben interpretar muy bien lo que quiero decir, habla más que bien del director, no todas las orquestas de tango se permiten este lujo por lo que yo empezaré a presentarla desde esta única mujer, estupenda violinista que se llama Briguitta Danko

Luego completó la presentación de la línea de cuatro violines mencionando al primer violín de la orquesta Damián Bolotin, al excelente violinista Pablo Agri (hijo del destacado violinista, compositor y director Antonio Agri) y al maestro Mauricio Svidosky.

Refiriéndose al contrabajo, “también acá hay un valor agregado, un papá y también un hijo importante y mayor en la música argentina, Horacio Cabarcos” (hijo del gran contrabajista Fernando Cabarcos), en el piano “nuestro amado” Nicolás Ledesma y al estupendo violoncelista Diego Sánchez.

Luego siguió con la línea de bandoneones: Lautaro Greco, Federico Pereiro, Carlos Corrales y dejando para el final al “grande de la música porteña, rioplatense y por sobre todo de este gran y único instrumento que es el bandoneón” Leopoldo Federico.

Susana Rinaldi además de una artista reconocida en varias latitudes es una bitácora de recuerdos, anécdotas, es una ventana abierta de par en par a un sinfín de historias y leyendas que hablan de tango pero también de viajes buscados o no pero siempre repletos de esa sustancia sentimental que es tanguera pero es real. Es la historia de una vida en las tablas y además es la suma de los recuerdos que se corporizan y se hacen presentes y el público agradecido disfruta con su máxima atención. Emoción general en cada recuerdo como cuando narró su propuesta a Leopoldo Federico de viajar a Francia para compartir un concierto en el Teatro Olimpia de París.  

 “Todo estaba previsto para hacer una primera y una segunda parte con la gran orquesta que el Teatro nos ponía a nuestra disposición. Junto a Leopoldo estaba otro maestro estupendo, José Colángelo. Inesperadamente en un momento del ensayo aparece el director del teatro que estaba escuchándonos y le dice a nuestra productora “creo que no hay una primera parte con la orquesta del Teatro Olimpia, la primera parte la tienen que hacer ellos tres solos”. Ay, la cara de Leopoldo y de Colángelo cuando dijeron eso y yo ya me estaba por desmayar porque no había nada preparado para eso. Y nos encerramos tres días en los sótanos del teatro para sacar un repertorio que no existía, ensayarlo y ver que pasaba. Pero la decisión ya la había tomado por nosotros el teatro. Era difícil, como fue siempre, decir que no al extranjero sobre todo si el extranjero es francés y en este caso parisino y director de ésa casa. Al otro día del concierto (de cámara la primer parte y la segunda con la gran orquesta) sale la crítica más importante en ese momento que era el diario Le monde diciendo “un concierto a tres voces inolvidable, lamentamos profundamente los que vayan hoy porque a lo mejor no es lo que ocurrió la otra noche”, fue la mejor manera de llenar la sala otra vez pero nosotros nos queríamos abrazar porque todo fue inesperado. Esa conjunción que se dio en cada uno de los temas que armamos, si hubiéramos podido practicarlos, tener una continuidad en aquellos años, lo que hubiera significado para seguir adelante y mejor. Bueno, no fue pero después seguimos para siempre unidos y hay un disco “De otros tiempos” en el que quedó reflejado el repertorio que elegimos”  

Recuerdo aún los conciertos de la Temporada 1978 en el desaparecido teatro Odeón cuando Susana acompañada del maestro Stampone cantó “Una canción” de Cátulo Castillo y Anibal Troilo y no puedo creer que su potencia y perfección hayan aumentado. Eso sintió el  público cuando ella con esa presencia de encantadora de serpientes cantó “El motivo (Pobre paica)” (Cobián-Contursi).

Luego siguió la orquesta y Carlos Gari cantó “Desencuentro” (Troilo-Castillo). Siguió con “De tal palo” un tema de Leopoldo Federico dedicado al contrabajista Horacio Cabarcos y a su padre, que permitió el lucimiento del contrabajo en una excelente y sentida interpretación que despertó el aplauso sostenido del auditorio.

Entre otros momentos destacados mencionaremos “Sueño de tango”, obra compuesta por Leopoldo Federico y Nicolás Ledesma, en la que se lucieron el propio pianista y particularmente  el primer violín Damián Bolotin de notable desempeño.

Volvió Susana esta vez con “Tinta roja”, tal vez uno de sus preferidos, escrito por el maestro de la poesía Cátulo Castillo y Sebastián Piana.

“La sencillez de estos dos. Me hubiera gustado que esta época los hubiera tenido con nosotros porque vale la pena tener presente estos personajes para sentirse mejor como argentinos, como ciudadanos del mundo, como seres humanos”.   

Al último acorde le sucedieron interminables aplausos mechados con “bravo” “otra, otra” “diosa” “reina” e innumerables muestras de afecto y agradecimiento. A modo de despedida, la voz de Susana en un íntimo y sentido diálogo con el fuelle de Federico regalaron a los oídos “Che bandoneón” (Troilo-Manzi) y luego el cierre con una versión de “La cumparsita” (Rodríguez y Contursi) en donde cada instrumento tuvo su momento reservado de lucimiento, primero el violín de Damian Bolotin, luego el bandoneón de Leopoldo seguido de un violoncelo inigualable en las manos de Diego Sánchez, el contrabajo de Horacio Cabarcos y un final a toda orquesta para un público emocionado y agradecido que aplaudió de pié a los excelentes artistas.

Si alguien creyó que el tango es cosa del pasado, todavía puede rever esa falacia en los próximos conciertos del Pilar Golf de setiembre, octubre y noviembre con intérpretes que le sacan lustre a la música ciudadana. 

 


Tango en Pilar Golf continuará con los siguientes conciertos: 

Sábado 10 de septiembre, a las 20.30 - Sabor a Buenos Aires - SEXTETO MAYOR

Consagrado tanto en París como en Broadway con el espectáculo Tango Argentino, el Sexteto Mayor fue creado en 1973. Con excelentes arreglos musicales, su repertorio de tango instrumental, que va desde los tangos clásicos hasta los autores contemporáneos, lo ha hecho famoso por su incomparable sonido, similar al de una orquesta.

Sábado 15 de octubre, a las 20.30 - Tinta Roja - PABLO AGRI y Cuarteto
 
Pablo Agri es actualmente uno de los principales referentes en la nueva camada de intérpretes de tango. Ganador del Premio Clarín como Revelación en 2006, y nominado al Premio Gardel por uno de sus discos, está al frente de su propio cuarteto, y forma parte, entre otras, de la orquesta de Leopoldo Federico. Actuó como solista en diversas orquesta sinfónicas.
 
Sábado 12 de noviembre, a las 20.30 - Comunidad - RODOLFO MEDEROS y Orquesta Típica
 
Rodolfo Mederos es considerado el más importante bandoneonista contemporáneo. Compositor y arreglista, interpreta los clásicos del tango con su Orquesta Típica, creada en 2004. Trece artistas en escena interpretan este programa, con música que transmite sentimientos universales, conjugados con los más puros acordes bonaerenses.
 
Producción Artística: Carmen Mahfud - Luis Blanco
Producción Ejecutiva: Pilar Golf
 
Localidades en venta:
Sobrantes de abono del ciclo 2011 de Tango en Pilar Golf $ 750, con ubicación fija en el Auditorio de Pilar Golf - Entrada a cada concierto $ 220
Pago en efectivo, con cheque o con tarjeta de crédito Cabal, American Express o Visa
Beneficio Credicoop: 10% de reintegro y 12 cuotas sin interés con tarjetas de crédito emitidas por el Banco
 
Informes y venta telefónica:
Lunes a viernes de 10 a 13 y de 14 a 17
02322-490 888/880 - 491 976/977
 
Pilar Golf - Ruta 8 Km 60,5 - Fátima, Pilar - Buenos Aires