Buscar

cine » nota

| Publicado el 03 de marzo de 2015 a las 11:40 hs.

La travesía del antihéroe. "Se acabó la épica" de Matilde Michanie sobre Néstor Sánchez.

Un documental que retrata, a partir de vivencias compartidas con sus seres queridos, al hombre con sus aspiraciones pero también con sus desvíos y fugas.

Por Diego Hernán Rosain

 

El documental Se acabó la épica de Matilde Michanie invita a deambular y reflexionar acerca de la vida y obra del escritor argentino Néstor Sánchez, cuya obra está siendo reeditada por su hijo, Claudio Sánchez, en la editorial La comarca. El mismo fue estrenado el 26 de febrero en la sala 3 del cine Gaumont y cuenta con el apoyo del INCAA.

El documental retrata, a partir de las vivencias compartidas con sus seres queridos, al hombre con sus aspiraciones y pasiones (el tango y el jazz), pero sobre todo con sus desvíos y fugas: las voces en su cabeza, el consumo de drogas blandas, su adicción al alcohol, sus incursiones en el esoterismo. Sánchez creía que la vida debía durar trescientos años, pero, ante esa imposibilidad, la salida éticamente correcta es el suicidio, cosa que su pudor no le permitió llevar a cabo.

El dispositivo narrativo del documental está construido en función de los testimonios de los familiares, colegas y amigos que estuvieron al lado del escritor durante las etapas más significativas de su vida. Por momentos la cámara enfoca unos pies que circulan por la ciudad en diferentes paisajes y épocas del año. Eso, junto con las vistas panorámicas de los sitios que solía frecuentar Sánchez, generan una sensación de intimidad y de permanencia, como si el escritor permaneciera vivo en esos espacios que visitó y describió en sus novelas.

Escritor por momentos altamente productivo y por momentos creído muerto, el documental se enfoca en su mayoría en los días de Sánchez fuera del país. El recorrido une Argentina con Caracas, España, Francia y Estados Unidos. Ese viaje supone una búsqueda, tal como lo propone en su propia narrativa. Los personajes deSánchez, al igual que él, son antihéroes épicos. El héroe épico conoce de antemano su objetivo; quizás los medios no sean del todo claros, pero el fatum o hado los guía como una mano invisible. Sánchez, en cambio, es un vagabundo que va ocupando diferentes roles (el de padre, el de escritor, el de traductor, el de místico) hasta desbarrancar en el de loco. Su vida es el encuentro siempre frustrado del individuo con un fin.

El fraseo en los textos de Sánchez lo refleja con claridad. Letra experimental, dirán, es balbuceo constante que duda o teme y no concluye nunca, no fija un sentido. La oración yira ya no entre palabras, sino entre morfemas que revuelven lo más profundo del alma para buscar una expresión que no satisface jamás el deseo de expresarse.

Como su escritura, el documental de Michanie deja baches sin resolver, ocultos en lo más profundo de la biografía. No por ello la película deja de eludir la angustia y el sinsentido que significó para un escritor como Néstor Sánchez el haber tenido que transitar por el camino de la vida.

 

Avant premier. 26 de Febrero de 2015. Cine Gaumont

Equipo técnico:

Producción ejecutiva: Matilde Michanie

Guión y dirección: Matilde Michanie

Cámara y fotografía: Pablo Zubuzarreta, Alberto Marquardt, Carla Stella, Mauro Glez y Andrés Arce Maldonado

Sonido: Martín Vaisman y Fabián Yanes Abreu

Postproducción de imagen: Alta Definición Argentina

Postproducción de sonido: Guido Berenblum

Diseño de comunicación audiovisual: Diego Zeballos y Clara Batista

Asesoramiento de proyecto y guión: Horacio López

Música: Fernando Manuel Diéguez

Montaje: Andrés Tambornino

Publicidad