Buscar

cine » nota

| Publicado el 05 de mayo de 2014 a las 17:36 hs.

La mirada del hijo o los amores no lo pueden todo

El film de Calin Peter Netzer, se afirma en la brillante actuación de Luminita Gheorghiuy expone sin tapujos lo que determinadas clases son capaces de hacer para recuperar algo que el dinero no devuelve: el amor de un hijo.

Por Teresa Gatto

Los hechos sin maquillaje: Barbu, interpretado por Bogdan Dumitrache, hijo de una notable arquitecta, Cornelia Keneres, en la piel de Luminita Gheorghiu, atropella a un niño de 14 años que pierde la vida. Deshechos los pilares de su familia, con su matrimonio como una escenografía gastada y el afecto de su hijo perdido, Cornelia emprende una desesperada intentona de salvarlo de la prisión.

El filme rumano, dirigido por Calin Peter Netzer, cuenta con la brillante actuación de esta madre que hará todo y más por lograr que ese hijo que ha perdido afectivamente no sea llevado a la cárcel que, en este caso sería como morir al igual que su vícitma.

Netzer trabaja los primeros planos de su actriz que con recursos actorales logra momentos de enorme intensidad. Lo interesante del film es cómo a partir de un hecho absolutamente traumático como es terminar con la vida de alguien en un accidente automovilístico pero que es el pan nuestro de cada día, se destapan hechos que denotan las distintas fisuras de una vida o varias.

No hay nada que no quede en evidencia cuando Cornelia empecinada en salvar a su hijo recorra todos los caminos legales y no tanto, para exhibir la destrucción de su ética, la de su familia cuasi aniquilada y la de la sociedad que frecuenta y la sostiene como digna representante de la alta burguesía.

La pregunta sobre el amor materno es retórica, quien no defiende a un hijo de cualquier amenaza es un desgraciado pero, existe el límite.  Y éste llega cuando el amor de otra madre que ya no puede salvarlo de nada, puja con el poder distinto de la que sólo lo quiere libre. Libertad es una palabra enorme, jamás tanto como vida. Rumania entrega de la mano de sus hacedores un filme de notable calidad.

Sinopsis

La película ganadora del Oso de Oro en el último Festival de Berlín (entre otros importantes premios internacionales) hace una afilada crítica, plena de agudos diálogos, sobre las clases altas de la Rumania actual. Barbu, de 32 años, atropella a un niño que muere poco después del accidente. Seguramente le esperan una pena de prisión de tres a quince años. Aunque su madre Cornelia, arquitecta de altos recursos económicos con la que sostiene una tensa relación, intentará evitar por todos los medios que su hijo vaya a la cárcel.

Ficha Artístico/Ténica

Origen: Rumania
Título Original: Pozitia copilului
Título en Español: La mirada del hijo
Año: 2013
Intérpretes: Luminita Gheorghiu, Bogdan Dumitrache, Vlad Ivanov, Natasa Raab, Ilinca Goia, Mimi Branescu.
Guión: Razvan Radulescu y Calin Peter Netzer
Dirección: Calin Peter Netz
Fotografía: Andrei Butica
Edición: Dana Lucretia Bunescu
Diseño de producción: Malina Ionescu
Producción: Ada Solomon y Calin Peter Netze
Distribuidora: Alfa Films

Duración: 112 minutos
Estreno: 1° de mayo de 2014
Calificación: Apta mayores de 13 años